Un lluvioso día en Chinchón

El pasado día 4 decidimos ir a pasar el día a Chinchón. Llevábamos bastante tiempo queriendo visitar diferentes pueblos cercanos a Madrid y ese fin de semana nos decidimos por Chinchón. Cuando nos levantamos vimos que el tiempo no iba a acompañar mucho para pasear por allí, pero decidimos que eso no nos iba a estropear el día.

Chinchón es un pequeño pueblo del sureste de Madrid, a unos 45 minutos de la capital. Tiene una arquitectura muy característica y fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1974.

Al llegar seguimos las indicaciones para dejar el coche en un parking gratuito. Hay varios aparcamientos en diferentes zonas del pueblo pero todos están muy cerca del centro.  Una vez dejamos al coche, bajamos a la Plaza Mayor, en lo que tardamos unos 5 minutos.

El centro histórico de Chinchón no es muy grande pero tiene diversos lugares que ver:

La Torre del Reloj está en la parte alta del pueblo. Antes pertenecía a una iglesia pero ahora es una torre independiente. Lo malo es que no se puede visitar por dentro.

El Teatro de Lope de Vega se encuentra al lado de la Torre del Reloj y se puede entrar a visitar la planta baja y ¡hasta se puede subir al escenario! Es un teatro muy pequeño pero es muy acogedor y las pinturas de su techo y del telón hacen que merezca la pena entrar a visitarlo.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es la iglesia principal del pueblo y se encuentra al lado del teatro y la torre. Tiene una portada muy impresionante y Francisco de Goya pintó para esta iglesia el cuadro La Asunción de la Virgen. 

img_5840
Plaza Mayor de Chinchón

Donde se encuentran estos tres monumentos, hay un mirador desde el que se pueden hacer unas bonitas fotos del pueblo con el castillo de Chinchón al fondo. El castillo no se puede visitar por dentro, así que solo lo vimos desde allí.

Otros sitios que se pueden ver son la Casa de Goya, donde éste vivía cuando visitaba a su hermano. Es una casa normal y corriente que no se puede visitar, pero si que hay una placa en la fachada para señalarlo.

A la hora de comer no faltan los restaurantes. Están por toda la Plaza y alrededores. De hecho, es posible comer en las balconadas que dan a la plaza. Nosotros nos decantamos por el Bar Restaurante El Albero, aunque todos tenían prácticamente la misma oferta en el menú con alguna variación puntual. Lo típico que se puede comer en Chinchón es carne y los dulces, además del propio chinchón.

El local no es muy grande y está decorado con motivos taurinos. No es algo que nos entusiasme pero bueno. La comida sin ser excesiva estaba exquisita y el trato que recibimos fue muy amable y cercano.

También fuimos al Parador a tomar un café. Es muy bonito y acogedor, en la línea de todos los Paradores. Apenas pudimos visitarlo, pero había un patio interior precioso. Eso sí, reservado para los huéspedes.

Fue una pena que nos hiciera un día tan pasado por agua, porque no se pasea con la misma libertad y las mismas ganas, pero aun así nos encantó este pequeño pueblo cerca de Madrid. Esperamos volver para verlo con otra luz, tal vez en un día más soleado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s