Londres: día 2

Nos levantamos a las 7 de la mañana para aprovechar bien el día y a las 7:30 ya estábamos desayunando en el hotel. La verdad es que el desayuno dejaba bastante que desear, solo había leche fría, té y zumo de naranja prefabricado para beber y cereales y tostadas para comer, pero con eso nos apañábamos.

Cuando salimos del hotel pusimos rumbo a la zona de Greenwich. Cogimos el metro en Bayswater hasta Tower Hill. Tuvimos que salir de la estación y andar unos metros hasta Tower Gateway, donde cogimos la línea DLR (como el metro ligero de Madrid). Esta línea tiene diversos recorridos y es un poco lioso, así que tuvimos que ir hasta Shadwell y cambiar de tren para ir hasta la parada de Cutty Sark for Maritime Greenwich.

Una vez llegamos a Greenwich empezamos a pasear y llegamos hasta la orilla del Támesis para ver el Cutty Sark, es un gran velero construido en 1869 que se encuentra en el dique seco de Greenwich y se puede visitar por dentro. Nosotros no entramos porque eran 13 libras por persona, pero verlo por fuera ya es impresionante.

IMG_7586
Cutty Sark

Desde allí fuimos paseando hasta Greenwich Park, pasando por el Museo Marítimo Nacional. El parque es enorme y precioso, con mucha gente tomando el sol y relajándose en el césped. Subimos hasta la parte alta del parque, desde donde hay unas vistas impresionantes de todo Londres. Allí es donde se encuentran el Real Observatorio y el famoso Meridiano de Greenwich, pero no pudimos verlo porque desde hace un tiempo lo tienen dentro del recinto del Observatorio y había que pagar para entrar.

Después de darnos un paseo, nos dirigimos al metro para volver a la ciudad, pero nos paramos a ver el Greenwich Market. Es un sitio muy pequeño pero con muchos puestos y mucha animación. Allí puedes comprar cualquier cosa para decorar tu casa o comer con los platos de diferentes lugares del mundo que puedes comer en sus puestos. Nosotros decidimos tomarnos un smoothie que nos costó solo 2 libras.

Cogimos el metro de vuelta hasta Tower Hill, deshaciendo el recorrido de la ida. Desde allí pasamos por la Torre de Londres, que alberga las joyas de la Corona Británica, una colección de armaduras reales y restos de la muralla romana. Desde allí fotografiamos el Tower Bridge y lo atravesamos para llegar a la zona de Southbank, la otra orilla del Támesis.

IMG_7613
Tower Bridge

Entre las horas que eran y el cansancio decidimos hacer una parada para comer. Habíamos oído hablar de un restaurante de pollo a buen precio y sabíamos que había uno por la zona así que fuimos hasta allí. No sé si lo conoceréis, se llama Nando’s y los días que comimos allí fueron los que mejor comimos (es lo que tiene ir de lowcost en cuanto a las comidas). Tienen un montón de platos de pollo pero nosotros nos pedimos, para compartir, un pollo asado entero, con dos acompañamientos y dos bebidas con refill por solo 20 libras. Además, tiene un montón de salsas propias para acompañar el pollo y también hay refill de helado.

Después de comer pasamos por el HMS Belfast, un buque museo que muestra como era la vida en altamar en la Segunda Guerra Mundial; el Globe Theatre, el teatro donde se representaban las obras de Shakespeare en su época; y cruzamos el Millennium Bridge hasta Saint Paul, la catedral más importante de la ciudad. Se puede subir a la cúpula, pero son 18 libras y por mucho que merezcan la pena las vistas decidimos no subir.

Estábamos ya muy cansados después de la pateada que nos habíamos dado, así que decidimos irnos a descansar un poco, así que cogimos el metro en Blackfriars hasta el hotel.

Más tarde, a las 20:30, queríamos hacer un tour de Jack el Destripador, así que salimos del hotel para estar en Tower Hill, el punto de encuentro, con tiempo. Lo hicimos con la empresa Strawberry Tours, que tiene tours gratuitos en español y en inglés. Recorrimos los lugares donde aparecieron los cadáveres de las mujeres que mató este misterioso asesino y nos hablaron de los principales sospechosos, ya que no se sabe la identidad de este tal Jack. El tour nos gustó mucho, ya que no solo nos hablaron de este personaje sino que también nos contaron un montón sobre la historia de Londres que no sabíamos.

El tour terminó en el Mercado de Spitalfields y desde allí nos fuimos en metro al hotel (la parada más cercana es Liverpool Street) y nos tomamos unos sándwiches en el metro para cenar (fue una maravilla tener un Tesco al lado del hotel para tener siempre comida en la mochila por si acaso). Cuando llegamos al hotel caímos rendidos y os fuimos a dormir para estar descansados para el día siguiente, que nos esperaba un día de muchas emociones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s